25 octubre 2007

click


Me robas las horas en las que mis pensamientos debieran estar descansando sobre las plumas sin mullir de mi almohada. Esas que dejo volar a través de esta ventana sin contar los minutos en los que tus palabras hipnotizan mi atención. No te conozco y, sin embargo, eres capaz de exprimirme lo que a otros soy incapaz de desnudar. Quizás eres perfecto en ese país cerebral donde la realidad no tiene cabida y la imaginación campa a sus anchas moldeando instantáneas con cada una de las frases que te leo y me hacen estremecer.
Tal vez no me equivoque cuando escucho a mi corazón susurrarme que sí "vales la pena". Las sombras son la parte innata de la luz. Posiblemente estás ahí porque mi "oscuridad" necesita que estés. Disfruto escuchando lo que me cuentas sin voz en mis noches, aunque al día siguiente mis párpados no te den la razón.

Seguramente, si nuestras miradas se hubieran cruzado algún día en esa penumbra que ambos sabemos, aún sin haber intercambiado contigo una sola vocal, te habría reconocido... «hola, qué tal»

3 Comments:

At 10:24 p. m., Anonymous Jordi said...

Esta ventanita que nos ayuda muchas veces a llenar momentos de soledad, buscando algún protagonista para nuestra película de final feliz. Y aun que la duda de si “vale la pena” siempre esta, el tráiler nos hace pasar un buen rato. Porque al final, como escribe una amiga, “Solo son palabras”, ¿o no?

 
At 12:56 a. m., Blogger Kiukara said...

;-) ... Eso complementa perfectamente mi escrito.

Besiku wapo!

 
At 7:12 p. m., Anonymous solohan67 said...

Qué me llevaria a una isla desierta?
Mi Macbook con conexión UMTS para escribir el cuaderno de bitácora de todo lo que me ocurre mientras sobreviva allí, mi Nikon digital para capturar lo que ven mis ojos cuando lo crea interesante (por ejemplo una libélula devorando a otro insecto) ya que será lo que plasme escribiendo en el Mac...y todo ello seria lo que sustituyera a plantar un árbol y escribir un libro...Ummm...estoy pensando en alguna cosa más, pero se me escapa ahora mismo de mi mente, ya te lo diré cuando lo recupere...

 

Publicar un comentario

<< Home