21 noviembre 2006

Por fin...

Llegó uno de los dos días más esperados de este més de noviembre
(en lo que a cuestiones "conciertilomusicales" se refiere).
El primero que disfrutaré (seguro) en el Palau de la Música...

Madeleine Peyroux



Dicen los entendidos que es la "sucesora vocal" (incluso reencarnación) de Billie Holiday... lo cierto es que si una se pone a escucharla (sin verla y sin tener en cuenta que algunos de sus temas son versiones de Cohen, Dylan o el mismísimo Chaplin, más contemporáneos, aunque no por ello deja de reinventarlos con su peculiar estilo), su voz y su manera de intepretar fácilmente te trasladan al Harlem de los años 30... Una se imagina a una chica negra (sí, negra, no de color, porque entoces eran negros) de aspecto algo extraño, aire melancólico y mirada perdida, sobre un pequeño escenario, un ambiente oscuro con olor añejo, una luz ténue apuntando a su cara y un magnífico cuarteto de jazz a sus espaldas... La imagen de la Peyroux reúne alguna de estas características, pero en una mujer blanca de nuestra época; incluso su vida (según escriben por ahí) podría asemejarse a la de aquéllas divas del jazz y el blues de los treinta y cuarenta.

Dicen los entendidos que es una "chica extraña"... Pues nada, hoy lo compruebo, lo disfruto... y os lo cuento.



Te lo cuento con música: Dance me to the end of love

2 Comments:

At 4:48 p. m., Blogger belga_seg said...

el otro día vi que toca aquí en un festival de jazz... pero es un poco caro... así que me conformaré con escuchar el disco que me he bajado y que aún no he escuchado.
espero que disfrutases. muak!

 
At 1:01 p. m., Blogger Kiukara said...

Pozi... el concierto fue una auténtica PASADA... me encantó, y se me hizo cortísimo (weno, el caso es ke fue corto, sólo una hora y cuarto). La Peyroux (con su acústica) arropada por un quinteto de jazz a sus espaldas: piano (y hammond), guitarra, contrabajo, batería y... el mejor... trompetista! En directo gana y no me pareció tan "extraña" como dicen por ahí... La voz, uuuf, genial, sobretodo la facilidad con que la usa, porque "la usa" como si se tratara de un instrumento más... en el tono perfecto, que sonó en el Palau de la Música a maravilla hecha "cuerdas vocales" (vamos, a mi parecer... ke es ke yo flipé, os lo aseguro).

Me quedo con la visión de mi cara embobada, extasiada, escuchando un solo de la Peyroux junto al trompetista (lo siento, no me quedé con el nombre, y en el programa no sale... buscando), cada uno en una punta del escenario... un diálogo entre voz y trompeta... Uuuuuuf.

Pues eso... ke valió la pena gastar esos 34 eurikos!



Belga-anita... ya he visto por ahí ke estuvo el 19 por los madriles... Sí, son caros (demasiado) estos conciertos, pero este VALIÓ LA PENA ;-)

Besikus!

 

Publicar un comentario

<< Home