20 octubre 2009

De negro...



Con la mano del tiempo duermo siempre agarrada,
de la vida me bajo en cualquier parada,
siempre pillo una cuesta para llegar a casa.
El castillo en el aire que se me resbala,
me ha dejado el jardín con un árbol en llamas,
sólo le crecen hojas de madrugada.

Y ya no quiero despertar, esta miseria se me atraganta,
estoy a punto de explotar y nadie se aparta.
Me pinto el alma de otro color,
el rojo nunca le fue demasiado a mi corazón
que de negro… se siente más en su salsa.

Y sólo voy andando hacia un cruce sin mirar
y los semáforos no paran de silbar que me vaya.
Y sólo estoy tratando de desdramatizar,
pero ¡qué coño!, ahora me toca a mi ser el drama.

Atrapada en el bucle de una ciudad aislada
me he metido por dentro las miradas,
si se ríen de mi que disfruten las arcadas.
De las pocas histerias que me quedan guardadas
he gastado la última bala blindada,
esta ruleta rusa no entiende de coartadas.

Y ya no quiero despertar, esta miseria se me atraganta,
estoy a punto de explotar y nadie se aparta.
Me pinto el alma de otro color,
el rojo nunca le fue demasiado a mi corazón
que de negro… se siente más en su salsa.

Y sólo voy andando hacia un cruce sin mirar
y los semáforos no paran de silbar que me vaya.
Y sólo estoy tratando de desdramatizar,
pero ¡qué coño!, ahora me toca a mi... me toca a mi.


Y sólo voy...

[ www.tiza.biz ]

1 Comments:

At 10:36 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hacía tiempo que no te visitaba, Kiu. Sigues en forma. Un beso!
Teresa

 

Publicar un comentario

<< Home