20 febrero 2007

De vuelta...


Me he levantado dos horas más tarde de lo prometido. Con las legañas acusando mi destreza para dormir más de lo debido, me he despertado en ausencia. Mis retinas acumulan y archivan, en el rincón de la memoria donde se guardan los buenos recuerdos, instantáneas de un fin de semana que ha pasado demasiado rápido. Dicen por ahí que no importan los lugares, sino las personas... Y allí donde me ha llevado ese cacharro volador que jamás entenderé cómo es capaz de acortar las distancias (las físicas, porque las emocionales sólo de dependen de cada uno), esa frase se ha hecho patente en cada movimiento y en cada giro de manecilla que ha dado el reloj invisible de mi muñeca. No se porqué el espacio y el tiempo a veces se me quedan pequeños. Debe ser que intento disfrutarlos y exprimirlos más cuando estoy a gusto, cuando me siento como en casa, cuando quienes me acompañan me hacen feliz aún sin hablar lo sufiente. Siempre se me dio mal hablar. Por eso mis retinas y mi oídos acumulan un estrés findesemánico que bien ha merecido una buena siesta. De todo lo vivido me quedo con... Tu mirada acogedora a mi llegada, un paseo en coche y el aprobado en "extracción de tickets de parking"; un bocadillo de tortilla de espaldas a la tele y la complicidad poniendo cara de enfado en el otro bando del club; un cigarro fumado con prisas antes de que tus manos tocaran el piano, de esa manera; otras manos acariciando con soltura una guitarra y la sonrisa haciéndome cómplice de "esa canción"; tu manera de decirlo todo desordenando mi orden y dándome una pequeña lección de arte; ese gallego que se las sabía todas todas todas; una conversación pegada a una columna con quien me sorprendió gratamente; tu mirada, tu sonrisa, tu abrazo al despedirte y una promesa de llamarme cuando vengas a darle chutes a un balón... Una reunión nocturna aderezada con bolas de chocolate y un gato revoltoso dándome los buenos días. Volveré.

6 Comments:

At 12:05 a. m., Anonymous nerea23 said...

Es increible esa sensación, he tenido la suerte de vivirla mucho estos ultimos meses. y me acuerdo de una noche especial que tenia una sonrisa de felicidad que no me la quitaba nadie. no lo cambio por nada,no tengo palabras. me alegro que disfrutases. un beso fuerte!!

 
At 10:38 a. m., Anonymous insecto said...

Vuelve pronto kiu! A ver si la próxima vez es un fin de semana menos surrealista :)
Bsssss

 
At 4:27 p. m., Blogger belga_seg said...

mmm jiji "promesas ay promesas dulces, cálidas, perdidas..." que... esto.... que la promesa esa se rompe, no voy. He preferido reservarme el dinero para ir un finde por mi cuenta y no tener que dar chutes al balón ;). Así que te hago otra promesa, prometo ir a Barcelona en cuanto pueda... te hace? Me encantó verte, hablar, darte un abrazo y sobre todo, no tener que ir al corte inglés a por tampax :P jajajajajja.
un besito loca!

 
At 9:37 p. m., Blogger Kiukara said...

nerea Sí, es increíble ;-)

insecto Pos claaaaaro ke voy a volver, aunque prontito no se, ya me gustaría a mi poderme pasear cada fin de semana por ahí... Jaja, surrealista o no, yo me lo pasé genial :-P

belga Tuuuu, mira keeee... "no seguiré esperando cada noche a los piratas", eeeh! :-P Ke si te hace ilusión, en el Corte Inglés de por aquí también los venden. Espero que esa visita llegue prontito... a mi también me encantó verte.





Besiku!!!

 
At 1:11 p. m., Anonymous Lola said...

jo... we miss you! vuelves o te llevo tus guantes?

 
At 12:22 a. m., Blogger Kiukara said...

Me too!

Esto... TRÁEMELOOOOOOOOOOS! ;-)


Besiku!

 

Publicar un comentario

<< Home