31 diciembre 2006

Y un Buho se instalo en mi comedor...


Esta vez no he viajado... Ni tan siquiera he movido el coche... Tan sólo he desenchufado cuatro cables y los he trasladado unos metros más abajo. Han llegado los cuatro y hemos preparado algo de cenar. Mamá cumplió 60, hoy lo celebrábamos, y yo intentaba visualizar nerviosa dónde colocar el "trasto" para poder disfrutar de los dos "acontecimientos" que se me ofrecían esta noche... «Ahí, entre la cocina y el comedor... mira a ver si llega el cable... un poco más... perfecto!». Mis oídos estaban pendientes de la conversación, pero mis ojos se escapaban impacientes hacia la pequeña pantalla. Un "búho callado" era el sexto comensal... Tiza le robó las alas y nos hizo volar.

( Zzzzzzzzz... y continúo )

Todo comenzó con el que, dicen, es el lenguaje del amor... trasladándonos hábilmente a un París en noviembre. Porque "amor", a mi parecer, es lo que pone ella en cada nota (y en cada 28 letras) al interpretar sus canciones. Y no hablo del "amor con mayúsculas", ni de ese que a veces inconscientemente nos empeñamos en malusar... hablo del que ella tiene y derrocha por subirse a un escenario y regalarnos su música. Que no me atrevería yo a decir que es "lo que mejor sabe hacer", pero sí lo que "mejor nos sabe ofrecer". Ayer, entre una cena preparada con todo el cariño que sólo sabe una madre y una tarta de cumpleaños que quemaba más números de los que debiera... Una voz, tres guitarras y un piano se colaron sigilosamente en mi comedor. Fue una noche muy especial... es fácil trasladarse imaginariamente 600 kilómetros para sentarse al ladito de esa gente a la que, poco a poco, has aprendido a querer; y compartir virtualmente una estupenda velada buhil. La magia se hizo palpable entre los que la disfrutaban allí cerquita y los que también estábamos, lejánamente cercanos, al otro lado de la pantalla. Y al final una se va a dormir emocionada con un color en el bolsillo izquierdo... No hay nada más bonito que el que alguien te regale una canción, más si es esa canción, la que tantas veces has escuchado con los ojos cerrados.


Y ya sólo el azul me da frío... GRACIAS!



Te lo cuento con música: Búho Real

5 Comments:

At 6:05 p. m., Anonymous Miguel Domingo said...

Muchas gracias por lo que dices Kiu....que gran aventura la que cuentas, con cumpleaños incluidos. Felicidades a tu Mamá

 
At 6:56 p. m., Anonymous Tiza said...

jajajaja, pero Evita!!!
te imagino moviendo el ordenador de un lado para otro!!!
Me laero muchisimo de poder llegarte desde tan lejos como si estuvieras cerquita...jejejjeejej!!!!
UN beso guapa! que entres bien en el año!!!!SE TE QUIERE!!!

 
At 8:36 p. m., Blogger Kiukara said...

jaja, mi madre flipaba pobrecita... «Miraaa... esta es Tiza... y este Miguelito... y Palo...»

Sólo me faltó poner dos cubiertos delante del trasto... juas!

Esta que firma también os quiere... us estima... y os echa de menos, aiisss!



Besiku y... ke el 2007 sea definitivamente VUESTRO AÑO!

 
At 9:54 p. m., Anonymous Lola said...

Kiu, para mí parecía que estabas al lado... :)

 
At 3:05 p. m., Blogger Kiukara said...

Estaba ahí, Lola, estaba ahí mismito... ;-)

JAJA, ahora ke lo pienso, mi mac bien podría haber cantado aquello de: «que quiero desquiciarme bajo el quicio de la puerta»

:-P

 

Publicar un comentario

<< Home